Augurios de anarquía

Misión - trama

#16  23 Feb 2017, 18:10
Avatar de Usuario
Mercenario Mercenario
Mensajes: 87
Reputation: 1

Datos del personaje +


La paga no era muy elevada pero tampoco para menospreciar después de todo es algo que no se saca de un día para otro en un trabajo convencional, pero claramente cuando se trataba de trabajos así el peligro aumenta y con ello el precio del trabajo, y es algo de la cual carezco todavía de información, lo que me pondría a mí a investigar, pero claramente si no se me explicaba bien podía traicionarlos, como un mercenario que trabaja y es leal al dinero es algo bastante peligroso de tratar con, pero si se paga suficiente también el mejor aliado que podrías tener, claro que debo repetir que hay que poseer poder económico para controlarme, alguien sin causa como yo.

La gente se empezó a levantar y a andar lo cual les seguí sin decir nada, manteniendo a unos dos o tres metros de distancia la cual se iba alargando conforme se camina, no tenía intención de apresurarme, y menos con la caminata que se estaba dando, el lugar al que se dirigían y esa manera de despojarse de la ropa era sospechosa. Uno de ellos con traje de mayordomo lo cual me indicaba que estaría trabajando para alguien de buena situación económica, mientras que el otro detrás también iba bastante galante, pero me parecía divertido la escena, el último hacía lo mismo pero como intentando seguir al rebaño.

Yo pues no tenía nada que despojarme, en cambio me puse la capucha de mi abrigo y me detuve a unos 15 metros de los otros, cuando empezaron a hablar y el mayordomo ingresó al recinto dejándonos afuera. Encima que aceptamos el trabajo nos iba a poner a prueba, decidí quedarme ahí esperando un rato entre las sombras mientras ellos ideaban una forma de entrar, parecía que lo iban a lograr, y probablemente los alcanzaría si lo hacen, en caso contrario me tocaría a mí hacerlos entrar a la fuerza.
  • 0

#17  27 Feb 2017, 00:49
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 168
Reputation: 10

Datos del personaje +


-¿Qué están haciéndo? Les ordené que mantuvieran distancia- El mayordomo no podía comprender cómo no podían seguir una instrucción tan básica. Él único que parecía haber entendido era el Nene, pero mantenerse a una distancia de 15 metros no era suficiente. Luego vino algo peor, que fue el dejarse ver por los custodios y tratar de entrar por la puerta. Les advirtió que está era una labor de infiltración y eso significa no dejarse ver. Sin embargo la cereza del postre vino cuando Mob le hablo a los guardaespaldas. - … somos los reparadores de la electricidad…. – Al escuchar aquello un solo pensamiento acudió a la mente del mayordomo: -Que idiotas...-

Luego escuchó a uno de los 2 custodios hablar de un modo extraño y convenciendo al otro de que los dejara pasar. El mayordomo no le dió importancia e ingresó sin más demoras. La planta baja de la casa contaba con un hall bastante grande. Al costado de la puerta de entrada había una puerta que conducía a un armario, y frente a esta había una escalera ancha que conducía al primer piso. Junto a la escalera había una puerta que conducía por un pasillo corto hasta un salón comedor y la cocina. Subiendo la escalera se encontraba un pasillo. Las puertas a los lados del mismo conducían a los dormitorios (los cuales estaban en desuso excepto por uno) y al final se encontraba el estudio de Ishi Bashi. A lo largo de toda la casa se podían del guardias, la mayoría quietos y algún que otro patrullando.

En cuanto el equipo estuviera adentro les daría sus instrucciones haciendo su mayor esfuerzo para ocultar su ira por su ineptitud. -La casa tiene 2 pisos. Dispérsense y busquen fallas, yo iré al estudio del señor Bashi- Dicho esto los dejó a su suerte. No había forma de que ingresasen ahí sin despertar sospechas y además se suponía que la razón del trío para estar allí era arreglar el sistema eléctrico. Sin embargo su razón era terminar su asunto con el señor Bashi tan rápido como fuera posible. Esos 3 estaban condenados, la posibilidad de "entrar y salir antes de que sepan qué pasó" estaba condenada, él estaba condenado. Se resignó a la idea y subió las escaleras, directo a ver al señor Bashi Sea cual fuera el asunto que quisiera tratar con él lo resolvería pronto. Y luego se largaría, antes de que todo se fuera a la mierda.
  • 0

Hablo - Pienso - Actúo

Imagen



El poder de la imaginación lo cambia todo
#18  01 Mar 2017, 15:50
Ninja Ninja
Mensajes: 42
Reputation: 1

Datos del personaje +


Aun me sentía algo atontado por nuestra abrupta entrada y no había alcanzado a ver si nuestro tercer integrante lo había logrado, pero al parecer estábamos dentro de aquella misión y de una u otro manera nos habíamos infiltrado en aquella casa.

El hall de entrada daba paso a casi toda la casa por medio de puertas, escaleras y pasillos, mientras miraba obnubilado las pomposas decoraciones pude escuchar la vos del encapuchado, ahora vestido de mayordomo el cual nos informó que la casa poseía dos plantas y nuestra tarea era buscar fallas en esta, mientras escuchaba pude notar algo de enojo en sus vos, pero esto no me llamo la atención así que solo me digne a seguir escuchando, una vez se retiró mire a mi compañero Mob y haicendo un gesto me dirigí raudo hacia el pasillo que conectaba con la cocina y el comedor de seguro allí habría menos guardia o por lo menos estarían más distraídos por lo que no sería tan sospechosa mi presencia.

Ni bien entre en el pasillo pude notar que al final de este había dos puertas y que a mitad de camino había otra la cual parecía meterse por debajo de la escalera. El pasillo estaba desprovisto de guardias y el suelo del primer piso cubría a este formando una pequeña galería, las dos puertas del final estaban cerradas al igual que la de la escalera por lo que decidí probar suerte con esta última, me acerque lentamente para luego tomar el pomo de la puerta y girarlo, el sonido que hizo la cerradura fue tan sutil que de seguro solo yo lo hubiera escuchado aun así fue gratificante pues sin ningún esfuerzo esta se abrió permitiendo entrar a lo que parecía un gran armario de limpieza, sin dudar un segundo ingrese para investigar, tal vez hubiera algo aquí que me ayudara en esta encargo.
  • 0

#19  04 Mar 2017, 15:43
Avatar de Usuario
Mercenario Mercenario
Mensajes: 87
Reputation: 1

Datos del personaje +


Deduje que no fue buena idea seguir al dúo y al mayordomo en esas circunstancias y aún estaba en lo mío, separado del grupo y si bien no estaba tan lejos no parecieron pararme atención ningún guardia, al menos no los de la entrada pues al final de todo ni se dignaron a mirarme en la distancia, decidí tomar mi propio camino en esta tarea, ahora estaría con la mía y dejaría a los demás condenarse a sí mismo, aunque eran dos así que tampoco me preocupé por su seguridad, y si los atrapan seguramente serían interrogados y al calabozo, aún podría salvarlos después, pero si me atrapan con ellos probablemente estaríamos todos perdidos.

Me deslicé hacia el costado rodeando el perímetro del lugar, lejos de ser visto por ningún guardia, manteniendo en la sombra mi cuerpo para no ser detectado mientras veía la cantidad de guardias que podrían haber, y la especie de valla que pudiera separar la instalación privada de lo público, podría escalarla o simplemente era un espacio abierto. Es alto o es bajo, se puede saltar o no, cuantos guardias habían, habría algún punto ciego o no. Mucho que ver y mucho que analizar y poco tiempo, sin preparación, ir a ciegas, peligroso pero aún confío en mis habilidades para matar a todos y causar una masacre antes de irme y hacer de cuenta que nada pasó.
  • 1

#20  24 Abr 2017, 03:18
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 168
Reputation: 10

Datos del personaje +


-¿Quería verme?
-Pasa, Sô.

El estudio del señor Bashi contaba con una buena cantidad de libros y documentos dispuestos en estantes en casi todas las paredes de la habitación, 4 luces (2 en cada pared lateral) que le daban una sensación cálida a la habitación, y un escritorio situado frente a una ventana grande que daba al patio frontal. El político se encontraba mirando a través de esta, de pie y con los brazos cruzados en la espalda.

-Toma asiento.
-Estoy bien de pie, señor.
-Bien.- pronunció dándose la vuelta -Quiero hablarte de algo importante.-

El señor Bashi era un hombre de mediana estatura, con un bigote pequeño y una barba cuidada, e infundado en una ropa casual aunque elegante. A pesar de su apariencia, aparentemente inofensiva, él sabía cómo ser intimidante incluso sin recurrir a una actitud ruda o un aspecto temible, lo suficiente para que incluso su gente de confianza bajará la cabeza. Precisamente, ahora hablaba con esos aires. Bajo otras circunstancias no le preocuparía esto. Había sido su mayordomo desde hace años y ya sabía cómo manejar esa clase de situaciones pero este no era un día típico. Había ordenado a un grupo de niños infiltrarse en su mansión y su ineptitud los había puesto a todos en peligro. Hacía lo posible para no verse tenso pero poco podía hacer. Tampoco ayudaba que sobre el escritorio estuviera dispuesta su katana, un arma que, a pesar de su edad, sabía blandir muy bien.

-Has salido mucho últimamente ¿Ocurrió algo?
-Nada en particular.- no le tembló tanto la voz como creyó. Quizás porque había algo de verdad en aquella mentira -Asuntos de familia.-
-Entiendo. Es normal velar por aquello que a uno le importa.- Hizo una pausa antes de proseguir. Sô seguía en su lugar, bastante calmado luego de superar el primer traspié. -Una vez más, alguien intentó escabullirse en mi mansión, unos mocosos esta vez. Es un error que juré que no se volvería a repetir.- En este punto cualquier rastro de confianza que quedara en el conspirador había desaparecido. Ya era casi imposible para él disimular su miedo. Ishi contaba con métodos muy efectivos de… persuasión. Cualquiera por más duro que fuese al final terminaba quebrándose, y cuando ellos se quebrasen, Sô sería al que quebrarían. Si Ishi Bashi notó el miedo del mayordomo no dio signos de haberlo hecho. Simplemente se limitó a tomar una foto cerca de un velador sobre el escritorio. En ella aparecía él mismo y junto a este se situaba un hombre mayor, parecido a Sô. -En verdad extraño a tu padre.- A Sô se le hizo un nudo en el estómago.

En cuanto escucho sonidos abajo el mayordomo palideció. Fue capaz de contenerse por un tiempo pero después no pudo contenerse. Abandonó corriendo el estudio y fue directo a las escaleras. El señor Bashi en cambio ni se movió de su lugar. Devolvió la foto a su lugar en el escritorio y se quedó mirando por la ventana mientras sus guardias hacían lo suyo y ahí se mantuvo, calmado a pesar de los destrozos que los ruidos presagiaban, hasta que el silencio reinó nuevamente. Entonces tomó su arma y caminó hacia el hall. Cuando Sô llegara se encontraría exactamente con lo que esperaba ver: un destrozo. Había un par de guardias inconscientes en el suelo, y buena parte del mobiliario estaba roto. Para cuando el mayordomo llegase vería a un par de personas siendo arrastradas por unas escaleras descendentes, aunque no podría saber a ciencia cierta de quienes de trataba. En esas Ishi apareció.

Información:

Mob Yamanaka y Oruma han sido capturados


-Esos inútiles vinieron aquí diciendo que eran electricistas. Por suerte uno de los guardias que vigilaban se dio cuenta y puso a los demás en aviso. Por desgracia tenemos a dos pero él dijo que eran tres y, a juzgar por lo que mencionó y por este desastre, son ninjas.- Dicho esto, se dirigió a sus hombres -Encuentren al que quede. Y cuando lo hagan llévenlo a interrogación también.-

Al igual que Sô, el nene también podría notar que adentró se había armado la gorda. Los ruidos que se escuchaban eran algo extraños. Sonidos de golpes, gritos, cosas que se rompían y ¿sonidos de agua? Probablemente una cañería rota durante la pelea (después de todo, el camino que el mercenario tomaba lo llevaría a la puerta trasera que daba a la cocina). Con todo y el hecho de que probablemente ahora todo el éxito de la misión dependiera únicamente de él, la situación tenía su lado positivo. Los mismos ruidos también pusieron en alerta a los guardias que cuidaban el perímetro y estos acudieron a ayudar a controlar la situación. Como resultado, el nene estaba completamente solo y con ello se le abrían dos opciones.

Si seguía avanzando hasta llegar a la parte trasera vería que en realidad había más de una forma de ingresar. Podía hacerlo por la puerta previamente mencionada, que lo conduciría a una cocina de 5x7 metros, equipada con hornos, un par de heladeras, y una buena cantidad de alacenas y armarios, además de una encimera de 1x3 metros en el centro de la habitación, con armarios para guardar platos, cubiertos y demás elementos. Esta puerta se alineaba con otra puerta que conducía al comedor, provisto de una mesa rectangular para 10 personas. Era una forma sencilla de ingresar pero al comedor sólo se podía llegar por el hall y fue allí donde tuvo lugar la pelea y por lo tanto era allí donde se encontraba la mayor cantidad de guardias. Su otra opción era aprovechar la arquitectura de la mansión para llegar al primer piso. Alguien con sus aptitudes físicas podría escalar e ingresar a alguna de las 3 habitaciones en desuso si lograba forzar las ventanas (1 ventana para cada habitación). Esta opción era más complicada que sólo ingresar por la puerta pero podría pasar por alto a los guardias congregados en el hall.

Cuando el trío llegó, habían unos 20 guardias vigilando la mansión, ahora debido a la pelea, 5 estaban fuera de combate y otros 5 estaban heridos. De los heridos que aún estaban conscientes 2 se retiraron junto a otros 2 guardias ilesos y los prisioneros al sótano, lo que dejaba a 8 guardias en buenas condiciones vigilando. De ellos, 2 seguían en la puerta exterior y los otros 6 estaban cerca del hall central donde tuvo lugar la trifulca con los ninjas. 2 de ellos eran los que patrullaban el perímetro y regresarían a su puesto en cuanto la búsqueda dentro de la casa hubiera terminado. Sea cual fuere la opción que eligiese debía decidirse pronto porque no tendría una mejor oportunidad.

Estado del equipo

Advertencia:

¡MOB YAMANAKA Y ORUMA ESTÁN SIENDO BRUTALMENTE INTERROGADOS!

Mob Yamanaka: 70-15 = 55PV remanentes
Oruma: 50-15 = 35PV remanentes


Mis disculpas a ambos (en especial a Megas, que de vez en cuando veo que se conecta), pero eligieron ausentarse bajo muy malas circunstancias.
  • 1

Hablo - Pienso - Actúo

Imagen



El poder de la imaginación lo cambia todo

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados