Heathens

#46  17 Feb 2017, 07:15
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 606
Reputation: 39

Datos del personaje +


Usagi, cena sabor canela.

Kaya se sentó frente a él, observándolo todo el tiempo, miraba como comía y como llevaba cada bocado para degustar lo que le había preparado. No pudo evitar que las mejillas tomaran un color rojizo en cuanto vio las sonrisas, fueran o no fingidas, era como ver a una chica realizada, aunque fuera por un segundo.

—Aún no se tu nombre. —Su voz sonaba reacia, muy diferente a lo que el albino podría haber escuchado en toda la noche, un aire de misticismo rodeó su cuerpo entero, como si su cabeza estuviera fabricando preguntas, un torrente de cuestiones que soltaría a la mínima posibilidad.

Y entonces, cuando se disponía a abrir la boca una vez más, los sonidos de cortos pasos serían la sorpresa que interrumpiría el mágico momento. Kaya se levantó corriendo y dejó a Usagi solo en la cocina.

Kaspic, cocina de hielo.

Kanara asintió ante cada una de sus palabras, sobre todo a aquellas expresiones sobre su trabajo, su sonrisa jovial se mantenía en el rostro y con trabajo suprimió la risa naciente que se formulaba conforme el tiempo del discurso terminaba. —Y claro que te va a gustar —.

—Sígueme. —Dio media vuelta y comenzó a caminar en la dirección por donde había llegado a su encuentro. Kaspic recorrería el resto del sendero y al doblar la esquina vería la entrada de la morada, adornada con lámparas tradicionales y algunas antorchas que cuidaban las puertas del edificio. Aún no podía ver mucho más que aquella edificación.

Las puertas rechinarían al abrirse y Kanara caminaría campante, con pasos cortos y lentos, moviendo su regordete cuerpo. El interior no era nada del otro mundo, un pasillo largo con salas múltiples a los lados, que terminaba en algunas escalares viejas y acabadas.

—Al subir, doblamos a la derecha y llegamos a la cocina —.

Shizami, cruza la jungla.

Las palabras de Shizami le provocaban algunas risas que ya no fueron contenidas, sin el gigante cerca, se encontraba un poco más libre, atendiendo por completo al político, riendo sobre sus bromas y su forma de comportarse ante las peores situaciones disponibles. Ser herido por dos flechas, era bastante pesado, hasta para ella.

—Arya. —La voz sonó cálida, sin mentiras aparentes, con toda la sinceridad que se podía permitir. —Mi nombre es Yuki Arya. —Cerró el comentario agachando la cabeza, como si haberlo confesado le provocara algún tipo de culpa latente en su corazón, sus expresiones si bien no era visibles, se sentían en el ambiente, aun yendo detrás de ella.

Arya continuó caminando, regresando la mirada de vez en cuando y al final, al cabo de algunos segundos llegarían al final del pequeño bosque, encontrándose con lo que parecía ser un largo edificio. Ventanales grandes y las cortinas de una más en la parte superior jugando con el frío.

Sobre el suelo, una flecha clavada, y en la tierra, pequeñas gotas de sangre.
  • 0

Imagen
Imagen
Imagen
#47  17 Feb 2017, 14:54
Avatar de Usuario
Alcalde Alcalde
Mensajes: 587
Reputation: 32

Datos del personaje +


Me agradaba la chica y esa manera de querer divertirse pero super atormentada por su pasado y la historia de su familia, de su pueblo, no estaba del todo seguro pero es lo que podía deducir, la tristeza en su nombre lo asumí de su apellido, uno que si bien no era del todo conocido en mi base de datos sé que es algo importante y de algún lado lo habré oído, quizás después me tomaría unas horas para investigar, pero hasta entonces asumí que no sabía nada. Al ver una flecha y sangre en el suelo me alarmé y me detuve.

Wow, otro flechazo... ¿Estás segura que me ayudarán aquí?— bromeé al mismo tiempo que me agachaba, o eso intenté, cuando me sucumbió el dolor decidí no hacerlo y asumir que fue reciente por su coloración y porque lo logré divisar, aunque no era un experto para decir hace cuanto tiempo. —Sabes, siento que aquí veré muchas flechas jajajaja.— reí un tanto sonoro como si de verdad me estuviera divirtiendo, en realidad estaba un tanto nervioso, volví a andar, intenté apresurar el paso pero el dolor me quitó la ilusión.

¿Entonces es aquí?— pregunté al fin al ver el gran edificio pero no asumiendo nada, simplemente siguiendo los pasos de la dulce tentación.
  • 0

Imagen
Dead is just the beginning of a new life. I love you.
#48  18 Feb 2017, 01:04
Avatar de Usuario
Administrador
Mensajes: 1914
Reputation: 86

Datos del personaje +


Hice una pausa de engullir aquella deliciosa comida para mirar a la chica, mientras acababa de masticar y tragaba. Al estar todo tan en silencio probablemente aquello se oyó demasiado, lo cual me dio vergüenza por algún motivo.
Mi nombre es... —por un momento estuve tentado de decirle el nombre de aquel joven que había muerto hacía ya mucho tiempo. El nombre que me habían puesto al nacer. Aquel crío estaba muerto y enterrado en lo más profundo de mis entrañas—. Usagi. Me llamo Usagi. Solo Usagi.
Luego desvié la mirada y seguí comiendo con total tranquilidad, dejándole entrever que no me apetecía que la conversación continuase por aquellos derroteros.
Mientras seguía a lo mío oí pasos que venían de una dirección que no lograba identificar y, sinceramente, no me importaba de quien fuesen. Estaba lo suficientemente relajado como para no tener que andar monitorizando todos y cada uno de los detalles a mi alrededor. Hacía tanto tiempo que no tenía la libertad de no tener preocupaciones que pensaba aprovechar al máximo la oportunidad.
  • 0


Oh, Lord, for thou shall return, return, return
And oh, shall we burn, burn, burn
For we are the low, the cursed, the beggar
And thou art the end, the curtain, the omega
#49  19 Feb 2017, 02:23
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 266
Reputation: 10

Datos del personaje +


La breve distancia se convirtió en un relajado paseo tras las voluminosas espaldas de Kanara. Casi sin darme cuenta, mis ojos comenzaron a divagar en busca de una rendija a través de la cual se escape el secreto de las estancias que colindaban el pasadizo de la casa. Se trataba de algo a medio camino entre entretenimiento y malformación profesional. No era mi día de suerte, pues no hubo ningún misterio enterrado en aquel lugar que haya sentido la necesidad de resguardarse en la verde oasis del desierto de mis córneas.

Me limité a despojarme de un abrigo demasiado fino para la estación, agradeciendo volver a sentir mis dedos con completa nitidez. Un juego de correas de piel mullida salió a la luz sosteniendo un par de pergaminos cuidadosamente envueltos sobre mi cadera izquierda. Uno era el futuro hogar del apogeo de este viaje. El otro, igual de importante, se encargaba de que el final de este viaje no concluya con mi cuerpo desplomado sin vida en el polvo del camino. Di la vuelta al abrigo, lo doblé cuidadosamente y mientras lo posaba sobre el inmaculado antebrazo de mi camisa, me estrellé contra Kanara. Era una forma algo brusca de volver de mis divagaciones, por lo que durante un instante me quedó completamente mudo ante la repentina presencia de una niña que abandonaba lo que parecía nuestro destino, frenando el avance de la anfitriona.
  • 0

Khonak an dam ke neshinim dar eyvan, mano to
Be do naghsho be do soorat, be yeki jan, mano to
Khosh o faregh ze khorafat-e-parishan mano to
Mano to, bi man o to, jam' shavim az sar-e-zogh
#50  20 Feb 2017, 07:11
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 606
Reputation: 39

Datos del personaje +


Shizami, encuentro con el destino.

—Jeje. —Atinó al primer comentario sobre las flechas. Aunque en su cara la preocupación sobre la estadía del arma ahí le molestaba lo suficiente como parta ponerse nerviosa. Gotas de sudor le recorrían la frente, pequeñas y muy tenues, invisibles a la vista durante la noche. —Sí, es aquí. —Culminó.

La vista elevada al cielo estrellado de Denryu, se quitó un poco más el atuendo dejando relucir la melena negra de cabello, brillante, cayendo sobre sus hombros. A lo lejos algunas nubes grises amenazaban con soltar su furia sobre la tierra.

—Será mejor entrar y avisar de tu visita. —Esbozó una sonrisa y echó a andar, movía la cadera siguiendo los pasos que alguna vez Kanara dio apenas unos minutos atrás. Cierto ambiente denso llenaba el lugar, el olor a coincidencias formulaba una especie de aire caliente que rozaba las mejillas de cualquiera.

Usagi, huecos en el espacio.

Se quedó solo en el lugar, con el ambiente caliente debido a los preparativos de la chica sobre su cena. El calor que el horno aún expedía era normal, un bochorno común hasta en los mejores restaurantes del mundo, llenos de llamas dignas de cualquier infierno, o incluso, infiernos, si es que existía más de uno.

Los pasos cada vez se escuchaban más cerca, como ligeros martillazos de una banda de guerra yendo directamente a la muerte. Lentos, pero seguros, preparador para morir por cualquiera que fuera su causa. Y eso podía llegar a molestar, era un golpeteo tan hueco y marcado que provocaba una tensión en el aire lo suficientemente sofocante como para hacer a un adicto salir corriendo de la habitación.

—Madre. —Una voz hueca, de una mujer en crecimiento, dulce y sonora. Seguido de muchos ruidos difuminados por las sensaciones de la noche, sea por el aire o por algún ratón corriendo, Usagi no podría escuchar más.

Poco después ocurrió la primera de aquellas coincidencias del destino, por el umbral de la cocina una Kaya tranquila seguida de una Kanara alegre penetraron en su soledad. Detrás de ellas un muchacho, alguien marcado por la guerra, una herida leve sobre su mejilla y un aspecto bastante problemático.

Kaspic, maravilloso desastre.

Los pasos sosegados por la juventud hicieron acto de presencia en el corredor de la muerte. Un anunciado encuentro con una bella muchacha de cuerpo de decente y aún en desarrollo, con esa expresión que la juventud marca en sus víctimas antes de arrancarla de algún, mermando a la inocencia hasta la muerte.

—Madre. —Expresó la chica con naturalidad corriendo a los brazos de la vieja mujer. Dejó caer el peso de su cuerpo sobre ella, resbalando un poco. —El chico está comiendo, creo que le gusta. —Un tono rojizo sobre las mejillas y una mirada escondida por la vergüenza.

Kanara comenzó a reír.

Levanto la mirada y la centró directamente en Kaspic. —Alguien más podrá juzgar tu comida—hizo una leve pausa antes de añadir—: Su nombre es Kaspic y será nuestro invitado, subamos a la cocina —.

Kanara dejó el tiempo necesario para que Kaspic pudiera presentarse, de hacerlo o no, emprendería marcha y al cruzar la puerta destina, lo que encontraría sería magnífico.

Una especie de bloque helado sentado sobre la mesa, un albino degustando una merienda sabor canela.
  • 0

Imagen
Imagen
Imagen
#51  20 Feb 2017, 07:33
Avatar de Usuario
Alcalde Alcalde
Mensajes: 587
Reputation: 32

Datos del personaje +


Algo no estaba bien parece en el lugar, de repente la animada Arya se había puesto un tanto seria y posiblemente nerviosa por la munición en el suelo y eso me ponía a mí nervioso, si ella no sabía qué es lo que sucede qué podría pasar conmigo, si está pasando algo de temer, no tenía fuerzas para defenderme como es debido, mi habilidad se basaba en el manejo de piernas, y ahora estaban apenas capaces de sostenerme en pie y caminar y a un paso verdaderamente lento, que solamente Arya fue capaz de soportar y yo intenté agradecerla con mis malos chistes.

Luces preocupada...— le dije mientras caminábamos, no podía ir más rápido aunque quisiera. —No te preocupes, si pasa algo yo te protegeré como buen caballero.— llevé mi mano a mis lentes acomodándolos con un suave empujón sobre el puente de la nariz. —Espérame tantito si, es más fácil de cerca.— dije para las risas acelerando mi paso para posicionarme a su lado, aguantando el dolor por un segundo o dos, para luego seguir.

Ahora estaba deseando tirarme al suelo y de ahí no moverme, el cansancio me estaba ya matando y no podía flaquear ahora, tan cerca pero a la vez tan lejos lo sentía. Simplemente seguí caminando rezando porque llegara a mi destino antes de que no aguantara mis piernas.
  • 0

Imagen
Dead is just the beginning of a new life. I love you.
#52  20 Feb 2017, 21:22
Avatar de Usuario
Administrador
Mensajes: 1914
Reputation: 86

Datos del personaje +


Acababa de terminar de comer hacía unos instantes, pues había hecho caso omiso a los pasos que se oían por el pasillo y que había ignorado deliberadamente mientras acababa de saborear aquel manjar, ya más calmado con respecto a hacía algunos momentos, cuando los recuerdos de Yan habían hecho que un delicioso sabor a canela se tornase un insípido sabor a ceniza.
Junto con Kanara y Kaya apareció otro joven. Como había acabado de comer y la chica había salido corriendo de sopetón había preferido quedarme allí sentado, de brazos cruzados sobre la mesa, mientras la esperaba. Empezaba a notar el cansancio en todas mis extremidades y lo único que quería era retirarme a mis aposentos.
Lo cierto es que aparte de la cicatriz de su mejilla había poco más que destacar de aquel chico. No era muy alto, no era muy corpulento. Carecía de todas las características que hacía que uno se fijase en una persona. No obstante, seguí mirándole, sosteniendo la mirada a esos ojos de color esmeralda como si de aquella forma fuésemos a establecer una conexión mental y fuese a poder hurgar en su mente, respondiendo a las preguntas que se me acumulaban una tras otra en la garganta. ¿Quién era? ¿Qué hacía allí? ¿También era un shinobi? Poco importaba, desde luego, no me quedaría lo suficiente como para necesitar saberlo. Aún así, me comía la curiosidad por dentro.
Ah, hola —dije en tono bastante seco, casi como por sorpresa.
  • 0


Oh, Lord, for thou shall return, return, return
And oh, shall we burn, burn, burn
For we are the low, the cursed, the beggar
And thou art the end, the curtain, the omega
#53  22 Feb 2017, 12:50
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 266
Reputation: 10

Datos del personaje +


La escueta presentación por mi parte fue resumida e un hola acompañado de media sonrisa dedicada a la borrosa silueta de una joven. Y es que aunque mi visión no era tan pobre, la combinación del impacto, la distracción que se negaba a abandonarme del todo y el hecho de que mis gafas habían alzado vuelo ante la brusca frenada, en aquel momento me había quedado prácticamente ciego. Hinqué la rodilla acercándome a los tablones de madera para recuperar el preciado artefacto mientras ambas mujeres reanudaban la marcha y me puse a limpiar las aparentemente intactas lentes mientras las seguía a distancia. Fue por eso que no reparé en su mirada hasta escuchar un gélido saludo.

Hola,— contesté mientras los cristales corregían el rumbo de la luz, convirtiendo el pálido fantasma en un adolescente paliducho que coronaba el mueble de madera con aire sombrío. Me detuve para sostenerle la mirada, y mientras el azul abismo marchaba hacia mi cuan inquisidor en busca de respuestas, algo me recordó en él a un animal herido en demasiadas ocasiones. No sonreí, pero mis ojos lo hicieron. ¿Era una invitación? Ni siquiera yo lo sabía en aquel momento. Tan solo tenía la certeza de que por algún motivo que escapaba como polvo entre mis dedos el nombre de aquel joven iba aparecer a menudo en la historia que terminaría escribiendo.
  • 0

Khonak an dam ke neshinim dar eyvan, mano to
Be do naghsho be do soorat, be yeki jan, mano to
Khosh o faregh ze khorafat-e-parishan mano to
Mano to, bi man o to, jam' shavim az sar-e-zogh
#54  22 Feb 2017, 15:06
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 606
Reputation: 39

Datos del personaje +


Shizami, rumbo a la junta sugerida.

Arya asintió ante el chiste, la mala cara producto del momento se esfumó al instante al escuchar las palabras del político, incluso regresó un poco el cuerpo para ayudar a Shizami a emparejarse con ella, dejando al hombre poder apoyarse en ella si así quisiera, no le molestaba en nada el contacto humano, aunque bueno, ya antes había dejado ir un par de flechas a sus rodillas.

Las puertas de la entrada principal estaban entreabiertas, en ellas se encontraba aquel mastodonte esperando, recargado sobre la madera de la pared, aún con aquella capucha que hacía imposible mirar su rostro, una vez la tuvo a la vista, entró sin problemas a la residencia. —Así como lo ves, cuida bastante de mi—susurró—es un buen chico, le cuesta trabajo aceptar lo que siente—terminó esbozando una sonrisa.

Arya aceleró el paso un poco, siempre ayudando al herido para no dejarlo atrás. — ¿Tienes hambre? Seguro en la cocina puedo prepararte algo—su voz sonaba cálida como de costumbre, con ese murmullo infantil en el tono que sus labios empleaban para conducirse. Fuera cual fuera la respuesta, no estaban a más de dos metros del portón.

Kaspic y Usagi, reunión premeditada.

—Jojojojo—la voz de Kanara resonó en el aula de cocina conforme se presentaron de manera tan abstracta. La escena parecía ser sacada de un película vieja, esas donde un par de animales heridos se encuentran en mitad de la nada para después empezar a jugar entre ellos a la par de una transición de gran maestría y una banda sonora digna del mismísimo rey León. Kanara y Kaya no hicieron mucho movimiento, se mantuvieron ahí un poco esperando por si decían algo más, cosa de segundos.

Tras aquella pausa la rubia saldría disparada a la alacena para sacar algo de comida, no sería nada del otro mundo, pero suficiente. Sobre la mesa colocó algunas tostadas y un frasco de miel bastante rústico, mientras que sobre el fogón más alejado de la estufa una olla de barro calentaba sin parar agua potable. —Quiero presentarte a nuestro invitado, Kaspic—Kanara se dirigía al albino, sin usar un nombre en concreto, la mirada era todo, y es que hasta el momento no sabía nada de él.

Kaya mientras tanto estaba malabareando con las tazas que serviría con gracia sobre la mesa, una para Kanara, una para Kaspic y un par más por si Usagi quería. —Será tu compañero de cuarto en tu estancia aquí, es un chico que ha venido a ayudarme con algunas cosas—la mirada sobre el de gafas, como si no quisiera que explicara el motivo de su visita—hablaremos de negocios, si gustas, puedes quedarte y hacernos compañía, de no ser así, puedes retirarte a dormir—Terminó con una leve tos.

La chica serviría con cuidado agua caliente sobre las dos tazas y dejaría sobre la mesa algo de café instantáneo y hierbas para té verde. Lanzó una última mirada a Usagi, esperando su respuesta.
  • 0

Imagen
Imagen
Imagen
#55  22 Feb 2017, 15:25
Avatar de Usuario
Alcalde Alcalde
Mensajes: 587
Reputation: 32

Datos del personaje +


Con suma amabilidad y apiadándose de mis heridas se acercó a ayudarme dejándome apoyarme en ella, cosa que hice aunque no para sacar provecho, hacía ya bastante tiempo que dejé de ser tan depravado de buscar cualquier primera oportunidad, de hecho si regresáramos más en el tiempo nunca fui alguien así, una que otra escapada pero hasta ahí, pero era más bien por la persona que por deseos primitivos. Intentando no dejarle todo el trabajo, seguí andando mientras teníamos una agradable conversación ahora que el otro hombre aguafiestas no estaba.

Lo entiendo, si no no me hubiera cargado la mitad del camino, porque prisa no creo que tuviera.— sonreí aceptando al buen ser que nos estaba esperando en el portón. —¿Y qué es lo que siente él? Hacia ti, ¿lo has pensado?— pregunté por curiosidad como una vecina, era importante, no, tenía que saberlo, probablemente no, pero si quería saberlo.

No me vendría mal una comida para recobrar fuerzas, aceptaré con gusto la comida.— cuando estuvimos tan cerca del otro hombre decidí seguir por mi cuenta, dejé de apoyarme en Arya y miré al otro compañero. —Hemos llegado, ha sido difícil, hemos encontrado obstáculos, una flecha que casi me hace tropezar y un poco de sangre.— dije muy en broma, aunque bueno lo de las flechas era ironía. Sin intenciones de adelantarme, seguí a las personas que me estaban escoltando.
  • 0

Imagen
Dead is just the beginning of a new life. I love you.
#56  22 Feb 2017, 22:11
Avatar de Usuario
Administrador
Mensajes: 1914
Reputation: 86

Datos del personaje +


El joven se limitó a saludar, siendo tan parco en palabras como lo había sido yo mismo. No sería hasta escasos momentos después que supiese su nombre, aunque fue Kaya quien proporcionó esa información, casi por casualidad. Creí oportuno aprovechar ese momento para dar mi nombre a aquella gente pues, si mal no recordaba, aún ni si quiera les había dicho cómo me llamaba a ninguno; solamente a Kaya.
Mi nombre es Usagi —dije con tono pausado mirando primero a Kanara y luego al joven extraño de las gafas.
Me quedé allí en silencio mientras Kaya se movía de un lado para otro disponiendo comida sobre la mesa, trayendo tazas y preparando algo de té. Cogí una de las tazas que había dejado sobre la mesa y sonreí amablemente cuando Kaya vertió el líquido elemento y echó el té en la taza. Esperé un poco a que se enfriase algo más mientras observaba como las hojas de té danzaban por el recipiente como hojas marchitas en el otoño.
Creo que me quedaré, si no es molestia —respondí así, aunque sin levantar los ojos de la taza, a la pregunta de Kanara—. Me vendrá bien beber algo de té. Hace meses que no pruebo una buena taza de té —y aquello era totalmente cierto. Más de lo que me hubiese gustado admitir.
Levanté de nuevo mis ojos de la taza y, curioso, observé a aquel chico detenidamente. Si bien estaba ciertamente cansado también era cierto que mi curiosidad acerca de los negocios de los que tenían que hablar era lo suficiente fuerte como para hacerme que me quedase inmóvil en mi sitio durante un rato más.
  • 0

Última edición por Black Bolt el 22 Feb 2017, 22:12, editado 1 vez en total.

Oh, Lord, for thou shall return, return, return
And oh, shall we burn, burn, burn
For we are the low, the cursed, the beggar
And thou art the end, the curtain, the omega
#57  24 Feb 2017, 00:00
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 266
Reputation: 10

Datos del personaje +


Es un placer conocerte,— me dirigí al joven intentando sacudir aquel eterno instante de mi cabeza. No fue hasta que sentí el calor de la taza hender las yemas de mis dedos que me percaté de mi error. De hecho, empezaba a pensar que había algo oculto en el ambiente de aquella isla que mermaba mis sentidos.
Conoceros,— acompañé la corrección con un saludo hacia la matriarca y su prole, alzando el ardiente brebeje en alto antes de dejar que abrase mi garganta en su breve descenso, devolviendo el calor a las médulas de mis huesos y la lucidez a mi mente. No era un té extraordinario, y aún así - no tenía nada que reprocharle.

Dejé caer mi abrigo sobre el banco de madera antes de caer a su lado, enroscando mis manos alrededor de la porcelana. Una cordial distancia dejaba al albino de lado a mi derecha, mientras que ante mi quedaba un lugar libre para Kanara.
Hablemos entonces,— la invité acompañarme con la mirada.
Estoy ansioso por conocer las razones que requieran de nuestros servicios...
  • 0

Khonak an dam ke neshinim dar eyvan, mano to
Be do naghsho be do soorat, be yeki jan, mano to
Khosh o faregh ze khorafat-e-parishan mano to
Mano to, bi man o to, jam' shavim az sar-e-zogh
#58  25 Feb 2017, 07:13
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 606
Reputation: 39

Datos del personaje +


Shizami, al buen entendedor.

Las mejillas de Arya tomaron un tono rojo en cuanto escuchó las preguntas del político. Por todo lo visto hasta ahora parecía ser una persona a quien de manera fácil metías en jaque si formulabas las preguntas y frases correctas, una mujer en la flor de su juventud cuya gracias recaía en eso.

Pocas palabras y casi ninguna muestra de afecto es lo que describían al hombre que los había acompañado en todo momento. El tema pasó de largo sin respuesta alguna apenas hablaron sobre la comida y el tema de la recuperación de su invitado. —Primero debemos hablar con madre sobre tu estancia—la naturalidad en su voz era increíble, como si esperara que supiera de antemano quien era madre—ella al final es quien decide si te quedas o no—terminó.

Arya ayudaría a Shizami a entrar al lugar. El olor a manzana y canela sería lo primero que ambos podrían percibir, junto a ese tenue aumento de temperatura debido al agua que estaba siendo hervida arriba, aunque eso ellos no lo sabían. —Deben estar en la cocina—apuntó con una sonrisa tranquila.

Usagi y Kaspic, mesa de negociaciones.

—Antes de que empiecen, ¿Alguien quiere comer algo? —esbozó la rubia. Fuera afirmativa o negativa la respuesta de los chicos continuaría con sus tareas sirviendo el té y lavando algunos trastres que había por ahí. Kanara por su parte daría cortos sorbos a su bebida para terminar sentándose frente a Kaspic, escuchando sus palabras con una sonrisa entre labios.

Centró la mirada en el de gafas, penetrando en ella con esa calidez que le caracterizaba. —Hace algún tiempo me fueron entregados algunos pergaminos—hizo una ligera pausa, parecía estar buscando las palabras correctas—estos no son más que datos de años sobre mi familia, sin embargo, hay algo interesante entre ellos—Su voz se cortó de inmediato. El sonido de pasos en los pasillos del lugar le mantuvieron alerta, tiró una mirada a Kaya y esta salió disparada a mirar de que se trataba.

—Resulta ser que en algún punto de este bosque enterraron seis pergaminos más, cada uno con cosas sobre el pasado de estas tierras, al día de hoy hemos encontrado cinco, todos están en un lenguaje que no conocemos y usan figuras para ilustrar—una ligera pausa—los he contratado para documentar estos pergaminos y de ser posible, encontrar el último—sentenció. Su mirada esperaba el regreso de la chica.
  • 0

Imagen
Imagen
Imagen
#59  25 Feb 2017, 15:21
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 266
Reputation: 10

Datos del personaje +


El resultado de sus palabras solo tiene una posible descripción - magia. Y es que no había otra forma de describir fielmente, ni siquiera enumerando y aclarando las numerosas razones y coherencias que daban lugar a ello, el efecto que la noticia había causado en mi interior. Intenté contenerlos, pero pequeños retazos de ilusión escapaban a través de las grietas de mi cuerpo, haciendo brillar mi mirada y dibujando un atisbo de sonrisa en las cornisas de mis labios. De pronto, incluso el misterio que envolvía al albino se hallaba muy lejos de mis pensamientos. Claro que, con vistas al pasado, esa era la única reacción posible para un adepto de los misterios como yo.

Imagino que sí habéis acudido a nosotros, es porque alguien de vuestro entorno ya hizo su propia investigación, aunque esta haya sido infructuosa. Sí alguien se toma la molestia de ocultar el significado de su obra, lo más común es asumir que el contenido de la misma es de importancia para el autor. Por lo tanto, como descendiente de los, Kanara, ¿cuál es tu teoría sobre lo que esconde ese papel?— un secreto, casi virgen y apenas explorado, se hallaba a mi completa disposición para ser desenvuelto y diseccionado. No podía esperar posar mi mirada sobre el ininteligible tratado, incluso si adelantar aquella ocasión implicaba privarme de sueño.
  • 0

Khonak an dam ke neshinim dar eyvan, mano to
Be do naghsho be do soorat, be yeki jan, mano to
Khosh o faregh ze khorafat-e-parishan mano to
Mano to, bi man o to, jam' shavim az sar-e-zogh
#60  25 Feb 2017, 17:21
Avatar de Usuario
Administrador
Mensajes: 1914
Reputation: 86

Datos del personaje +


No entendía lo más mínimo de lo que estaba pasando allí. Kanara estaba hablando de habernos contratado para algo. ¿A ambos? No recordaba haberme prestado a semejante trabajo, no conscientemente. No recordaba nada de cómo había llegado, tal vez me ofreciese durante el camino, aunque dudaba mucho haber estado consciente durante ese lapso de tiempo.
Por el momento mantuve mi silencio mientras daba sorbos a la taza de té, notando como su calor se deslizaba por mi sistema digestivo aliviando el frío que se había instaurado dentro de mí desde que había salido de la protección de la manta bajo la cual había estado durmiendo.

Seguí con los ojos os pasos de Kaya y la expresión de Kanara que desencadenó aquellos movimientos. Aquellos ojos, aparentemente tiernos, apacibles y amables escondían algo más. No había requerido de palabras para interactuar con la joven Kaya. Algo me decía que aquella mujer ocultaba algo bajo la máscara de afabilidad que portaba. Casi al instante, ante aquella situación, fui a echar mano a uno de mis kunais, en mi cinturón. Aquello había sido un acto reflejo, obviamente ni si quiera llevaba el cinturón puesto y mucho menos iba armado. Volví a sumirme en la taza de té tratando de disimular aquel embarazoso movimiento.

¿Por qué nosotros? ¿Estudiada y metódica selección o meras coincidencias fortuitas? —pregunté en uno de los interludios entre sorbo y sorbo de aquella taza cuyo contenido amenazaba con acabarse en breves momentos al ritmo actual.
Miré fijamente a Kanara, sin si quiera parpadear, esperando una respuesta. Parecía que al final sí iba a haber una razón para estar allí, después de todo.


Fuera del rol
Mi personaje no es albino, solo tiene el pelo blanco (herencia Kaguya por parte de padre) :<
  • 0


Oh, Lord, for thou shall return, return, return
And oh, shall we burn, burn, burn
For we are the low, the cursed, the beggar
And thou art the end, the curtain, the omega

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado