Heathens

#31  11 Feb 2017, 03:17
Avatar de Usuario
Administrador
Mensajes: 1914
Reputation: 86

Datos del personaje +


"¿Una colonia no oficial?" me pregunté. ¿A qué se refería con eso? Por cada respuesta que recibía nuevas dudas me asaltaban. De todos modos, lo importante parecía ser que se trataba de una pequeña comunidad en la que no corría ningún peligro, en principio.
¿Una colonia? ¿Qué clase de colonia? ¿Vivís aislados por algo en concreto? —pregunté. Lo cierto es que era mera curiosidad, no se me habría ocurrido ni por un momento la verdadera respuesta que había detrás de todo aquello—. Espera... ahora que caigo, antes has mencionado un río. ¿Dónde estamos? No recuerdo ningún río cerca del último lugar que recuerdo.

Empezaba a dolerme la cabeza, pequeños repiqueteos en la zona parietal y en las sienes, lo cual me hizo fruncir el ceño y frotarme las sienes con la mano con expresión de malestar. Demasiadas emociones en tan poco tiempo. Si bien llevaba descansando tres días, según aquella señora, por lo visto necesitaba unos más para volver a estar en un estado óptimo.
¿Qué hora es? Me duele un poco la cabeza, si no le importa, creo que debería descansar durante un poco más.
  • 0


Oh, Lord, for thou shall return, return, return
And oh, shall we burn, burn, burn
For we are the low, the cursed, the beggar
And thou art the end, the curtain, the omega
#32  11 Feb 2017, 05:21
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 266
Reputation: 10

Datos del personaje +


Mi intento de fisgonear en el lugar antes de desvelar mi presencia quedó frustrado por algo tan vulgar como unas cortinas que parecían recorrer el perímetro de la planta. Sí hubiese alzado la cabeza, habría hallado una brecha en la oscuridad de aquel muro, pero mi curiosidad no era tan intensa, y aventurarme demasiado por mi cuenta podría resultar en un nuevo encuentro con el simpático de Iosuke. Dadas sus escasas cortesías, prefería no probar mi suerte con una versión considerablemente molesta del mismo.

Así pues, a falta de otro lugar a donde ir, hundí la antorcha en la húmeda tierra a unos pasos de la galería y la aproveché para encender un cigarrillo. No era fumador, pero el sabor del buen tabaco no era algo que me disgustase. Como un saco mojado, me dejé caer sobre el suelo de la galería, haciendo la mayor cantidad de ruido posible. Poco a poco, iba introduciendo mi presencia al silencio de aquel lugar. Al igual que no era cortés allanar un hogar ajeno, tampoco lo era pisotear su suelo con la suciedad de la calle, así que empecé a desatarme los cordones de los zapatos con gran parsimonia, esperando que alguien advierta mi persona y salga a recibirme. O al menos no me pegue un hachazo al intentar entrar.
  • 0

Khonak an dam ke neshinim dar eyvan, mano to
Be do naghsho be do soorat, be yeki jan, mano to
Khosh o faregh ze khorafat-e-parishan mano to
Mano to, bi man o to, jam' shavim az sar-e-zogh
#33  11 Feb 2017, 14:59
Avatar de Usuario
Alcalde Alcalde
Mensajes: 587
Reputation: 32

Datos del personaje +


Preguntas que lo único que hacía eran causarme más dudas y comentarios cortados que a pesar de todo me indicaba un poco más de la historia del lugar, lo cierto es que podría sonar intrigante pero realmente no me interesaba mucho, quería volver a estar cien por cien sobre mis piernas sin dolores y si lo que ella me dijo era cierto, en el pueblo podría conseguir aquello y volver, además de que no conocía nada del lugar y probablemente mi única manera de sobrevivir fuese acompañarlos, al menos si es de prisionero podría comer y buscar la manera de escapar cuando ya no me doliese nada. "Bueno, eso en el worst case scenario." pensé al tiempo que seguía andando en línea recta, a falta de un guía, evitando los baches de tierra y las raíces entre otras posibles obstrucciones que me pudieran hacer caer.

El frío es lo que me tranquilizaba en ese momento, y al bajar mi temperatura hacía que el dolor fuese menos intenso y mis heridas más adormiladas a sufrir, avanzaba a mi paso que podía, después de todo no pensaba en sobre-esforzarme y empeorar mis heridas, que como seguía andando si que lo haría, esperaba solo que las manos de ella para los primeros auxilios fuese tan buenas como su puntería, en ese caso podría estar tranquilo. —Disculpa mi impaciencia, pero es el dolor. ¿Cuánto falta para llegar?— pregunté al fin mirando por un momento a los de atrás, rápidamente para no caer al caminar.
  • 0

Imagen
Dead is just the beginning of a new life. I love you.
#34  11 Feb 2017, 17:52
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 606
Reputation: 39

Datos del personaje +


Usagi, preguntas y respuestas.

La vieja comenzó a reír en cuanto el torrente de preguntas se le vino encima, sus expresiones eran natas de la tranquilidad y el amor de una madre por su familia. —Jojo. —Corrigió la postura. —Haces muchas preguntas. —Se acercó para darle una palmadita en el hombro, como cuando un padre reconforta a su hijo herido.

Posteriormente regresó a la distancia habitual y por primera ocasión en la noche clavó la mirada en el albino. —Vivimos aislados porque así lo queríamos desde un principio, el imperio no nos gusta nada, pero tampoco es que seamos revolucionarios. —Concluyó expectante.

Finalmente la vieja preparó la garganta para el discurso final de la noche. —Debes descansar, mañana será un nuevo día, busca a Kaya-chan, es una chica muy bonita, sabrás quién es en cuanto la veas. —Terminó con una clásica sonrisa y comenzó a caminar.

—Por cierto, mi nombre es Kanara. —Paró. —Kanara Yuki. —Y prosiguió su camino.

Kaspic, en las puertas del gélido infierno.

—Tu nombre. — ¿Tenía la suficiente reacción para comprender lo que pasaba? Filos cortantes de aire quebraron el ambiente apenas pudiera entenderlo, su espalda era el objetivo, sin embargo, no buscaban herirlo. Seguramente para cuando Kaspic pudiera entenderlo, estaría completamente anonadado, ¿O no?

Largos pedazos de madera finos se clavaron en el suelo, aquellas flechas del demonio apenas le habían robado sangre a las mejillas, como si el metal de la punta simplemente diera un aviso, rasgando su carne y recibiendo un baño en el líquido color rojo, no sería una herida para causar dolor.

Si regresaba el cuerpo vería a alguien similar a su antiguo captor. Con una barba similar, aunque más canosa. Era como si el sentido de la moda girara en torno al vello facial en aquel lugar. Curioso.

Su aspecto era un poco más fiero, la rabia brotaba a borbotones en su aura. — ¿Quién eres? —Rugió cual guerrero. Aunque aún quedaba una incógnita, ¿Había de verdad fallado con las flechas?

Shizami, cuidados intensivos.

—No falta mucho, de verdad. —Expresó con su melodiosa voz. La chica tenía cierto encanto.

El compañero por otra parte decidió tomar la iniciativa, acelerando el paso y en un suave movimiento de un digno artista marcial entrenado cargó el cuerpo del alcalde sobre su hombro, sin inmutarse comenzó a caminar, dejando la cara del chico frente a la belleza.

Caminaba sin parar, abriéndose paso entre la tierra y las lianas, su respiración se mantenía tranquila, como si el peso del hombre sobre su cuerpo no afectara su estabilidad física.

— ¿Cómo sigues? —Exclamó la chica, en busca de respuestas.
  • 0

Imagen
Imagen
Imagen
#35  11 Feb 2017, 18:11
Avatar de Usuario
Administrador
Mensajes: 1914
Reputation: 86

Datos del personaje +


Un escalofrío tan frío como el metal recorrió mi espina dorsal, me hizo despertar de aquel ensueño en el que me hallaba sumido. Por primera vez desde que me había levantado volví a pensar en términos de amigo y enemigo, de imperio y revolución, de ninja y ser humano corriente, de muerte y de paz.

Visiblemente mi expresión se volvió sombría al recibir la noticia, aunque no quedaba ya nadie en la estancia para percibirlo. Fui incapaz de articular palabra o moverme durante algunos instantes, no sabía muy bien que hacer. Aquella gente era shinobi, debía odiarles. Debía odiarles con tanta fuerza como los había odiado el día que recibí la noticia de la muerte de Yan. Aún recuerdo, y recordaría durante el resto de mis días, aquella sensación. Era como si tuviese un incendio dentro de mi pecho seguido de un enorme agujero negro que, sin importar lo que hiciese, jamás se volvería a llenar. Debía odiarles, pero por algún motivo no podía. Ya fuese por su hospitalidad o los maternales gestos de Kanara era incapaz de odiarles.
Suspiré, mientras apartaba de mi cabeza todos aquellos pensamientos contradictorios. Cuando saliese de nuevo al mundo real ya tomaría una decisión con respecto a mi futuro, por el momento, decidí que trataría de relajarme simplemente.

¿Kaya? ¿estás ahí? —dije en la dirección por la que había visto a la joven marcharse, poco antes del encuentro con la anciana. Algo me decía que esa chica era Kaya.
Me di media vuelta y empecé a andar siguiendo los pasos de Kaya, en la dirección por donde se había marchado. Necesitaba descansar, debería haberme ido a dormir, pero por algún motivo seguí a la chica. Tal vez la anciana me había mandado buscarla para algo en concreto.
  • 0


Oh, Lord, for thou shall return, return, return
And oh, shall we burn, burn, burn
For we are the low, the cursed, the beggar
And thou art the end, the curtain, the omega
#36  11 Feb 2017, 18:16
Avatar de Usuario
Alcalde Alcalde
Mensajes: 587
Reputation: 32

Datos del personaje +


Me llevé una enorme sorpresa cuando mi cuerpo fue movido de esa manera tan abrupta, en un momento a otro estaba sobre el hombro de uno de los guardias, al principio pensé que sería la chica, pero rápidamente deduje que era el aún enmascarado que hasta ahora dudaba de su sexo, y ahora parecía ser que se trataba de un hombre, uno bastante fuerte y resistente, pues no se estaba inmutando en absoluto ante el peso pluma mío. Un ligero quejido de sorpresa ante el movimiento y el ligero golpe en mi estómago en el momento de acomodarme en su hombro, pero luego me relajé y disfruté del paseo en carroza.

Pues bastante bien, se está cómodo aquí arriba, ¿y tú? ¿Has probado alguna vez un viaje así?— bromeé apoyando mi codo en la espalda del hombro, para así poder apoyar mi cabeza en mi mano bajo mi barbilla, y con mi zurda relajada hacia abajo, la ninjato seguía tapada ahora por la capucha gracias a la gravedad que hasta tapaba parte de mi cabeza, pero se veía mi rostro perfectamente, de hecho estaba sintiendo el mango de mi arma chocar contra mi cráneo, de vez en vez.

¿Podemos hablar de cualquier cosa? Empecemos con tus gustos, por ejemplo a mi me gusta hacer deporte, me gusta el kendo de hecho. ¿Alguna vez has visitado Hinkoku? Es un buen lugar para vacaciones, de hecho si les interesa a ambos hasta podría invitarles una viaje pagado por vuestra molestia para conmigo ahora.— sonrío con carisma y con toda la buena intención de llevar la fiesta con una sonrisa.
  • 0

Imagen
Dead is just the beginning of a new life. I love you.
#37  11 Feb 2017, 22:20
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 266
Reputation: 10

Datos del personaje +


Demonios!— exclamé al sentir una gélida sensación recorrer mi mejilla, seguida de un intenso ardor. El cigarrillo había salido despedido ante el impacto, dejándome solo para contemplar el esbelto cuerpo de una flecha clavada en la húmeda tierra. Noté como un caliente reguero recorría mi mentón y lo detuve con mis dedos, tan solo para comprobar que se trataba de mi propia sangre. Mientras relamía el líquido carmesí, una voz a mis espaldas inició un nuevo interrogatorio. Lentamente, estaba llegando al límite de mi paciencia. Poco a poco, levante mis manos en señal de rendición.

No se qué es exactamente os pasa en la cabeza, pero entre entre la infinita amabilidad de Isuke, y esto, he de reconocer que empiezo estar algo harto de tonterías,— protesté ignorando la pregunta mientras me levantaba y daba cara al atacante, tan solo para encontrarme con una versión algo menos demacrada del anterior vigía. Parte de mi equipo cayó sobre la madera del pasadizo, presa de la gravedad.
Mi nombre es Kaspic, y aunque no es el el trabajo para el que se me ha contratado, voy a permitirme hacer hincapié en la patente falta de comunicación que tenéis con la señora Kanara, pues a pesar de haber acordado mi presencia y servicios, no parece estar muy hecha a la idea de mi presencia aquí.
  • 0

Khonak an dam ke neshinim dar eyvan, mano to
Be do naghsho be do soorat, be yeki jan, mano to
Khosh o faregh ze khorafat-e-parishan mano to
Mano to, bi man o to, jam' shavim az sar-e-zogh
#38  12 Feb 2017, 18:06
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 606
Reputation: 39

Datos del personaje +


Usagi, buscado compañía.

¿Cómo encontrar lo que no quiere ser encontrado? Si sus teorías eran correctas, la identidad de la muchacha que previamente le había invitado a un juego lleno de doble sentido correspondería al nombre que Kanara le había proporcionado. Quizá hasta un ciego era capaz de verlo.

Los pasos de Usagi serían guiados a esa puerta donde el juego de seducción comenzó. Al cruzar el umbral un aroma dulce llenaría las fosas nasales del albino. Era una combinación entre canela y manzana y apenas sus ojos reaccionarán se encontraría con un lugar especial en la casa, la cocina.

Un piso de madera un poco más cuidada, de dimensiones bastantes grandes, justo para albergar un comedor con 10 asientos por lado y dos más en cada cabecera, al fondo de la habitación cuya decoración era inexistente se encontraría una alacena donde guardaban los utensilios, del lado derecho de aquel estante una puerta medio abierta protegida por una fortuna traslúcida.

La figura de una mujer danzando en el interior era un manjar de sombras que se podía disfrutar toda la noche.

Shizami, paseo a caballo.

Una débil sonrisa se dibujó en el rostro de la muchacha, contenía la risa por lo bajo y mantenía el sonido en lo más mínimo posible, evitando quizás a su compañero, tratando de ocultar que las palabras del político le habían parecido ciertamente graciosas.

La chica recompuso la postura y la seriedad volvió a su rostro, recuperando el aire asqueroso de un verdugo guiando a su presa al matadero. —Nunca visitado Hinkoku. —Exclamó con la cabeza baja. —Ciertamente nunca he salido más allá de estos lugares. —Sus palabras se quebraban un poco, parecía dolerle. Levantó de nuevo, con una sonrisa.

El mastodonte por su parte nunca expresó nada, ni un solo vocablo salió por esa boca suya. Y mucho menos algún quijido, caminaba, sin parar.

—Pronto llegaremos, ¿Cuál dijiste que era tu nombre? —Mencionó la chica.

Kaspic, ni un chiste más.

—Eh... —Fue lo último que salió por su boca antes de que un pedazo de madera se estampara contra su cabeza, dejándolo casi inútil en el suelo por el dolor, lloriqueando como un niño pequeño cuando su madre le retira un dulce.

Ciento cincuenta centímetros de altitud y una figura regordeta. Manta blanca y adornos de colores le cubrían el viejo cuerpo, piel blanca y el cabello grisáceo, largo y tendido por la espalda. Su mirada era completamente diferente a lo que el anterior muchacho pudo ver, en esta ocasión, aquella vieja mujer parecía un ogro. Irritada, arrojó un segundo pedazo de madera que volvió a impactar contra el pedazo de humano que estaba sobre el suelo.

Avanzó ahora con una tierna sonrisa entre labios. —Una disculpa. —Justo a tiempo sus pies estaban a la par del arquero y dejó ir un pisotón en los muslos del hombre tumbado. —Mis hijos siempre son tan molestos. —El hombre no dijo nada, se levantó y haciendo una reverencia se retiró, huyendo cual gato con miedo.

—Kaspic, ¿Cierto? Soy Yuki Kanara.
  • 0

Imagen
Imagen
Imagen
#39  12 Feb 2017, 18:15
Avatar de Usuario
Administrador
Mensajes: 1914
Reputation: 86

Datos del personaje +


Me adentré en lo que parecía ser la cocina. Pese a que anteriormente había dicho a la anciana que no estaba hambriento, mi propio estómago me dejó por embustero al percibir los olores que impregnaban el aire. Un suave aroma a manzana y... canela. Hacía tanto tiempo que no olía la canela. Me embargaron recuerdos de tiempos mejores hasta que moví mi cabeza hacia ambos lados rápidamente, como intentando sacudirme de encima aquellos pensamientos que tenía, por mi bien, guardados bajo llave en lo más hondo de mi ser.

Tras la puerta de la alacena había alguien, o eso parecía por lo que podía ver a trasluz desde allí. Probablemente fuese la chica que estaba buscando.
¿Kaya? ¿Eres tú? ―pregunté algo cohibido, pues no sabía a quién iba a encontrar allí. Esperaba que no fuese nadie que no conociese aún, pues la situación se volvería violenta rápidamente.
  • 0


Oh, Lord, for thou shall return, return, return
And oh, shall we burn, burn, burn
For we are the low, the cursed, the beggar
And thou art the end, the curtain, the omega
#40  12 Feb 2017, 19:30
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 266
Reputation: 10

Datos del personaje +


De pronto, un trozo de madera hendió el aire impactando contra la sien del objeto de mis criticas, dejándolo a él catatónico sobre las tablas del suelo, y a mí perplejo ante los eventos de la noche. Visto desde lejos, incluso remontándome a la conversación con Yūki durante la cual fui convencido para participar, todo este viaje resultaba cada vez más inverosímil. Me dió la impresión de que todo parecía convertirse en un chiste.

Buen golpe,— suspiré con un tono algo más sarcástico del que pretendía en un principio. En ocasiones como esta, lamentablemente, el cabreo influía en mis actos, independientemente de mis hercúleos esfuerzos para evitarlo. Recogí mis pertenencias a la vista de que los peligros y las hostilidades parecían haber cesado por el momento.
En efecto. Señora Kanara, permítame expresar lo mucho que me alegro de que nuestros caminos por fin se crucen. Como imagino que habrá escuchado, he de admitir que poco a poco estaba perdiendo mi interés en este trabajo. Espero, y lo digo a sabiendas de los tiempos en los que vivimos, que la historia para la que me ha llamado realmente merezca la pena tanto secretismo.
  • 0

Khonak an dam ke neshinim dar eyvan, mano to
Be do naghsho be do soorat, be yeki jan, mano to
Khosh o faregh ze khorafat-e-parishan mano to
Mano to, bi man o to, jam' shavim az sar-e-zogh
#41  13 Feb 2017, 15:34
Avatar de Usuario
Alcalde Alcalde
Mensajes: 587
Reputation: 32

Datos del personaje +


Había logrado sacarle una sonrisa a la chica con mi humor aflojando el ambiente a uno más agradable y ya no bajo tanta amenaza, podría decirse que me siento cómodo aunque realmente el caminar del señor mientras me llevaba en hombro era bastante incómodo no iba a molestarlo con que me bajara, y para ser sincero estábamos avanzando más rápido y el dolor punzante en mis rodillas lo agradecían, al menos no me estaba doliendo tanto como cuando me tocaba caminar. Jurado que llegaríamos pronto seguí intentando la conversación con la dama, ya que el otro no parecía tener intenciones de mostrarse.

Ya veo, soy Shizami.— normalmente lo preguntaría de vuelta pero ya esta petición había sido ignorado repetidas veces y realmente no me gustaba que me negasen cosas. —Me gusta el clima en este lugar, es frío pero no demasiado frío, también me gustan los paisajes boscosos.— comenté sin una razón aparente, solamente para no quedarme callado mientras me movía sobre el hombro del hombre para poder ver todo el paisaje, sin molestarle mucho, la verdad es que se volvía cansado para la espalda tener que aguantar mi propio peso de esa manera, pero era mejor que parecer colgado, me acomodé mis lentes que se iba resbalando de tanto en tanto con los movimientos.
  • 0

Imagen
Dead is just the beginning of a new life. I love you.
#42  14 Feb 2017, 16:22
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 606
Reputation: 39

Datos del personaje +


Usagi, traslúcidos recuerdos.

La sombra paró, deteniendo las manos se contuvo de realizar algún otro movimiento apenas la voz del albino le endulzó los oídos. Mecánico, como si fuera algo premeditado las piernas de aquel reflejo femenino se movieron para abrir un poco la cortina.

El misterio detrás de Kaya no tenía un final interesante, la mujer que le había abrazado minutos atrás estaba ahí, con una sonrisa y algo de harina sobre las rojas mejillas. Le mostró una sonrisa, una donde los dientes blancos relucían como perlas.

—Oh, estás aquí. —Hizo un ademán con la mano, invitándolo a pasar. Ahí, sobre una cocina algo vieja un recipiente de metal reposaba sobre un plato de porcelana totalmente brillante. —Madre ma dijo que quizá querrías descansar, así que te he preparado esto para que tomes algo de fuerza y vayas a dormir. —Jovial, siempre feliz.

Estiró el plato retirando el recipiente de encima y una especie de panqué humeante se abrió paso, dejando salir a relucir los toques de canela y manzana, apetitoso y esponjoso. —Por cierto, esta noche compartirás habitación con un chico, es un invitado de madre —.

Kaspic, ante el matriarcado.

—Jojojojo. —Comenzó a reír por lo bajo. Parecía que se burlaba de todos los preficsmentos que el escriban había sufrido. Desde estar encadenado hasta ser atacado por un arquero de la nada, para terminar ahí, ante la matriarca de la familia, la mujer que lo había contratado.

Kanara estiró un poco sus viejos huesos, arreglando la columna y torciendo un poco los músculos, otorgando un descanso necesario al cuerpo, uno que cualquiera quería. Fijó la mirada en su invitando. —Es interesante, sí. —Miró al cielo. —Pero ya es tarde y de detalles podemos hablar mañana, ¿Te apetece algo de cenar antes de ir a dormir? —Preguntó, extasiada.

—Después de ello, te diré donde queda tu habitación, y mañana mismo a primera hora empezaría tu trabajo. Te vería en el dojo de entrenamiento. —Sonaba sincera, sin mucho misterio. ¿Qué clase de persona era?

Shizami, en las puertas de hielo.

—Llegamos. —Susurró la varonil voz del caballero que llevaba al político en hombros. Su Shizami podía acomodar el cuerpo para mirar de frente se encontraría con una especie de bosque, uno de árboles viejos y maltratados, heridos por el frío, sentenciados a una lenta muerte de invierno.

Sin embargo eso no era todo, entre el escaso follaje que quedaba en ellos se podían divisar algunas edificaciones de madera tradicional, no se podía apreciar mucho, pero ahí estaban, inmóviles ante el tiempo, siempre atentos para proteger a sus dueños.

De un solo movimiento el tipo dejó caer al alcalde, haciendo quizá más mella en sus rodillas. Sacudió un poco el cuerpo y movía el cuello, como cuando te lastimas y buscas aliviar el dolor tronando algunos huesos. —Espero que la princesa ya pueda caminar lo que falta. —Sin decir nada más, caminó, dejando a ambos atrás.

La chica tomó la delantera y puso una mano sobre el hombro de Shizami, era caliente, demasiado cálida. —Disculpa eso, no estamos acostumbrados a convivir con mucha gente. —Una dulce sonrisa. Dejó de perder tiempo y comenzó a caminar, a un paso más tranquilo, esperando siempre al político, quien podría deleitarse con las curvas de aquella mujer al caminar. Un pequeño pago del destino por todo lo que le habían hecho pasar.
  • 0

Imagen
Imagen
Imagen
#43  14 Feb 2017, 20:59
Avatar de Usuario
Administrador
Mensajes: 1914
Reputation: 86

Datos del personaje +


Vaya... no sé qué decir. No deberías haberte molestado —dije mientras esbozaba una tímida sonrisa.
Ni si quiera recordaba la última vez que había sonreído, aquello había sido hace tanto tiempo que, probablemente, Yan aún estaba vivo. Un dolor punzante al que ya estaba totalmente acostumbrado me asaltó en el estómago, como si alguien me hubiese clavado un puñal. La herida aún dolía casi tanto como el primer día. El vacío en mi pecho se hizo más intenso durante unos instantes en los que casi perdí el equilibrio.
Había funcionado todo este tiempo ignorando mi pasado, encerrándolo en una oscura celda en lo más hondo de mi ser. Cada vez que salía a relucir hacía estragos en mi cabeza. Abrí y cerré los ojos rápidamente y moví el cuello, tratando de liberarme de aquellos pensamientos.
Eres muy amable, de verdad, no os teníais que haber molestado tanto —esta vez la sonrisa era forzada, aunque dudosamente fuese a notarlo.
Me acerqué hasta el plato y me dispuse a comer aquel manjar que Kaya había preparado, tratando de saborearlo, pues era probablemente lo más delicioso que había probado en mucho tiempo. Aún así, nunca algo tan delicioso me había sabido tan amargo.
Estaba tan absorto en mis pensamientos y la comida que ni si quiera había oído que aquella noche compartiría habitación con otro desconocido.
  • 0


Oh, Lord, for thou shall return, return, return
And oh, shall we burn, burn, burn
For we are the low, the cursed, the beggar
And thou art the end, the curtain, the omega
#44  14 Feb 2017, 23:44
Avatar de Usuario
Ninja Ninja
Mensajes: 266
Reputation: 10

Datos del personaje +


Al oír palabras de su incumbencia, mi estómago despertó de su letargo con un ahogado rugido que recorrió mis trepas con temblor. Cuidar mi alimentación, tanto en lo referente a la regularidad como a la calidad de mis comidas, por desgracia para él, formaba parte de un larga lista de cosas que no constituían mucho interés para mi persona. Uno más de mis numerosos defectos, algo que no terminaba de encajar del todo con los aspectos meticulosos, en ocasiones rozando lo maniático así como lo obsesivo, de mi personalidad. Siendo así, ni siquiera me había dado cuenta que llevaba sin comer desde la última vez que mi cabeza sintió el agradable tacto una almohada.

Me temo que no voy a rechazar esa oferta,— sonreí, calmando mis tripas con una breve caricia.
Quizás, incluso, podamos empezar con la labor que me compete. Verá, desconozco hasta qué punto conoce a mi mentor, el señor Yūki, así como la filosofía de la... del colectivo que representamos. No solo escribimos, preservamos y mantenemos a salvo para la posteridad las historias que nos son confiadas. Nuestra labor va más allá, pasando por conocer y entender tanto al autor, como sus motivos. De ese modo aquello que componemos en la versión final del escrito, es la imagen más fiel a la realidad, libre de juicios superficiales y vagas impresiones.
  • 0

Khonak an dam ke neshinim dar eyvan, mano to
Be do naghsho be do soorat, be yeki jan, mano to
Khosh o faregh ze khorafat-e-parishan mano to
Mano to, bi man o to, jam' shavim az sar-e-zogh
#45  15 Feb 2017, 04:43
Avatar de Usuario
Alcalde Alcalde
Mensajes: 587
Reputation: 32

Datos del personaje +


Terminando de hablar y ya me habían anunciado de la llegada al lugar, por un momento había olvidado que estábamos viajando a un pueblo para curarme, el paseo se había vuelto ligeramente placentero hasta que esa persona me indicó que debía bajarme con un movimiento de brazo, el cual no fue un anuncio, pero atiné a moverme de manera que caería de trasero y no sobre mis piernas, o me lastimaría mucho, fue sencillo pues balanceé mi peso hacia atrás e hice que topara mi espalda antes, fue a propósito pero quizás solo los más perceptivos notarían esos movimientos ágiles que aún poseía.

El chico empezó a alejarse dejándonos a la chica y a mí a solas, casi, no sin antes dedicarme unas palabras que me dieron ganas de callarlas, pero no lo hice. —Muchas gracias por el viaje joven, es usted muy amable, de ahora puedo caminar, y si aún le interesa el viaje a Hinkoku para unas vacaciones no olvide venir a buscarme.— le dije mientras se alejaba antes de suspirar y dedicar mi atención en mi compañera, la única que realmente me pone atención.

No te preocupes, no me molesta su actitud.— mentí sin parpadear cuando sentí su extrañamente cálida mano, no puse mucha atención a ese detalle, pero lo recordaría, y me levanté como pude para empezar a renquear tras la chica que al menos me esperaba, o seguramente me perdería si no. —Por cierto, aún no sé tu nombre.— le dije por fin después de estar solos me sentí más cómodo y con más libertad de socializar con la dama, al mismo tiempo intentaba no atrasarme mucho para que no me esperara.
  • 0

Imagen
Dead is just the beginning of a new life. I love you.

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado